domingo, 12 de junio de 2011

post acerca de nada



necesitaba esto.
una noche en la que no tuviera que.
una noche con la mente en blanco.

nunca fue el objetivo de este blog hablar de lo que pasa de verdad.
en general son puros comentarios simpáticos, giladas.
no porque haga como si nada, pero tampoco hago como si todo.
y está bien, la vida no son sólo cosas serias, de hecho, las cosas importantes son, en general, subyacentes y el día a día es eso, día a día. sumatoria infinita de pequeñeces.

soy un absoluto fanático de las pequeñeces.
(ok, "pequeñeces" suena muy forzado, paso a decir "boludeces" aunque sea menos preciso)
las boludeces son las que le dan color a cada día y por eso no es lo mismo si el café me salió bien o no tan bien y si el perfume de la chica que está al lado en el bondi es rico o es ricoperotehaceacordara.
ojo, eso no me convierte en una persona observadora. not at all. me fijo en lo que me sale fijarme y listo. no me pidas peras al olmo.

y de boludeces se seguirá llenando esto.
no es que no me plantee que a nadie le interesan las boludeces que pueda llegar a plasmar en un post, pero who cares, nadie lee esto por obediencia debida.

lo que pasa de verdad estará ahí, subyacente, para que cada cual juegue al ojo mágico cuando quiera.





definitivamente, mis ahorros de este año (que por ahora son cero) van a ir -principalmente- a irme a tailandia.
ayer hangover II me advirtió que quizás tendría que averiguar algunas cosas para no terminar entre monos, rusos y trabas, pero la idea sigue más que en pie.

hoy (hoy) es la cosa más arriesgada y a futuro que me puedo plantear.
pero me deja bastante contento.
creo es suficientemente cool.


el otro día me encontré (la expresión exacta sería un I came across, pero lo que voy a decir es medio snob, así que preferiría no subirle el tono intercalando phrasal verbs) con un artículo de la revista ñ que hablaba de la sobresuperproducción cultural, en particular de literatura, que hay en el mundo actual.
tenía un buen título, buen primer párrrafo y el resto era una pedorrada. la ñ es una pedorrada donde la nota de tapa tiene dos páginas de las cuales un tercio es la foto y otro buen pedazo es alguna cita de autoridad que le hace un chivo a algunadetodaslascosasdeclarín. pero bue, mi abuela es buena y me compra los cds de jazz y vienen con ñ incluida (qué poco me gusta louis armstrong, qué del stablishment del jazz que es).

el hecho es que en la nota, había un comentario del feinmann bueno (jose pablo, no el amigo de mk) y la idea que transmitía era que ya no había gran literatura, que ya nadie escribía como victor hugo.

bue, no sé si decía eso, pero es lo que yo quise interpretar para empezar una discusión interna -que claramente gané- que me entretuvo todo el bondi hasta la facultad. mi argumento es que más bien que ya nadie escribe como victor hugo porque todos nos reiríamos de él por ser poco contemporáneo.
resulta que estoy leyendo recurso del método, de carpentier (stop: ¿la ñ y carpentier? hasta me vendo a mí mismo que soy un culto, pero en general simplemente miro himym). el tipo escribe bárbaro, el libro está muy piola y, en su defensa, es lo primero que leo de él, pero che, ¿tantas ganas tenés de mostrar que sabés y conocés un montón de cosas? y, si lo pienso, es lo más cercano a victor hugo que he leído y nadie se atreva a tocar a victor hugo.

¿cuál fue mi probre conclusión? (que se empobrece más porque son las 2 am y ya me da paja seguir escribiendo): no creo que haya sólo mala literatura, creo que además la buena no es victor hugo y eso está bien porque hoy la realidad es otra, pero sí digamos que hoy estamos sobresaturados de información y bombardeados de todo aquello que es comercialmente rentable y que, en general, es comercialmente rentable porque es lo que es funcional al sistema que hace que sea comercialmente rentable y eso es sólo malo. victor hugo criticando a monarcas, revolucionarios y policías (no abierta y mediáticamente, sino a pura prosa) seguro que no se hubiera ganado el premio planeta.

la ley dice que hay que releer lo que uno escribió y ver si se entiende.
pero hecha la ley, hecha la trampa.

1 comentario:

  1. con la nueva compu ahora puedo comentar en las entradas del blog.

    ResponderEliminar